Saltar al vacío

16 10 2013

La loca idea salió a toda velocidad del cerebro de la joven. Llevaba mucho tiempo esperando ese momento.
Al verse en la punta de la lengua, sabiéndose diferente, tuvo dudas, pero finalmente saltó al vacío.
Por las que se perdieron en el camino, por las que estaban por venir.

Anuncios




Peligros

15 10 2013

Hoy me levanto y leo la noticia. Con la revisión del Código Penal que prepara el gobierno, una persona con enfermedad mental podría ser internada de por vida, con el objetivo de protegernos, ya que esa persona estaría tipificada como “sujeto peligroso”.

Una persona, por el mero hecho de tener un diagnóstico, es peligrosa y punto. Hasta se le podría encerrar de forma preventiva.

El miedo a la enfermedad mental no es nada nuevo, y la ignorancia de sus implicaciones tampoco, pero quienes gobiernan NO pueden caer en ninguna de ellas, ¿por qué lo hacen?

Un loco es peligroso, ¿cuánto tardarán en decir que alguien que porta el VIH o cualquier enfermedad contagiosa es potencialmente peligroso también? ¿Los encerramos? Las personas con adicciones son peligrosas, los inmigrantes, las putas, los maricas, los independentistas, los indignados (Curioso cómo los medios consiguieron transformar el significado de esta palabra) …

Está claro que si nos quedamos en casa (quien la tenga), mirando la tele y con los programas del corazón y el fútbol como único entretenimiento, no suponemos ningún peligro. Aún menos si somos tan imbéciles como para tragarnos todo lo que nos cuentan.

Un enfermo mental no es peligroso porque si, señores, que no nos engañen. Los peligrosos son ellos. Eso lo ve hasta una loca.

http://www.youtube.com/watch?v=R5J1C02BSD0

 





Armas

14 10 2013

Las armas no sirven ante los nombres. Aún cuando aquello que nos aterra ha desaparecido, su nombre nos sigue provocando escalofríos.
Cuanto más intentas acabar con ellos, más se alía con ellos la memoria, trayéndolos hasta cuando no se les ha llamado.
No hay armas para vencerlos.
Y menos mal!
Porque son ellos los que traen a los mejores ejércitos de salvación.





C.

29 05 2013

Nos la quieren quitar. Tú agárrala fuerte.
Recuerda que es nuestra, que siempre lo fue. No la sueltes.
Guárdala en todas partes, cuídala, mímala, porque eres tú, porque es lo que somos.
Protégela por lo que nos dió, por la risa tras el párrafo, por el beso en el cine, por el subidón en el concierto.
Nos la quieren quitar, porque para vivir un sueño de papel les hace falta que tu y yo dejemos de soñar.
Me viste en los ojos de una mujer inventada, te conocí mejor en las palabras de otro, sus notas nos salvaron más de un dia. No lo olvides.
Nos la quieren quitar. Pero, ¿Sabes qué? No podrán. No porque seamos más, sino porque tenemos mejores motivos.





I.

12 12 2012

La mujer se dirigía al lugar donde tenía que realizar el trabajo. Mientras caminaba, pensaba en porqué cada persona valoraba algunas cosas más que otras, y en cómo a veces algo o alguien que parecía muy relevante en nuestra vida, de un dia para otro se convertía en una anécdota. ¿Cómo detectar las cosas que realmente valen la pena?
Y no pudo evitar pensar que la única manera era imaginarse la vida sin ellas, y que así podría clasificarlas en tres grupos:
En el primero, estaban las cosas que ni siquiera echamos en falta cuando desaparecen. Ni eso, ni sus consecuencias afectan en lo más mínimo a nuestra vida. En este grupo se solían encontrar las cosas que “nos hacen creer que necesitamos”.
En un segundo grupo, se encontraban aquellas ideas, personas o asuntos que, al imaginar su desaparición, sabemos que echaríamos de menos. Ella decidió llamar a este grupo el del “Valor añadido”, los enriquecedores.
Y el último grupo era el de las cosas realmente significativas, no le gustaba la palabra “necesario”, pero esta vez se acercaba mucho. Al imaginar la pérdida de alguna de ellas, lo que echaba de menos no era la persona o el objeto en si, sino que se echaba de menos a si misma. Ese tipo de añoranza, pensó, no se puede importar. Porque de verdad importa.
Y justo al acabar de pensar eso llegó al lugar del encargo.
Respiró hondo y se dio media vuelta.





El Novato

22 02 2012

Cuando ya estás muerto hay palabras,  como “Hoy” o “Mañana”, que pierden su significado. Eso lo sabían muy bien los “residentes” del cementerio de Vilantugo.

Y es que, cuando te das cuenta de que  lo que creías que sería el final es sólo un principio (el de la putrefacción), empiezas a pensar de otra manera.

Una que había cambiado de manera de pensar, por ejemplo, era Sor Ausencia, que, tras morir de una larga y sufrida enfermedad, había cambiado el don de la fe por  otros más…carnales, digamos. Y es que, aunque entre cadáveres no es lo mismo que en vida, a la Sor le parecía, de largo, mejor que los maitines.

También cambiaban las cosas para los muertos en guerra, que, una vez habían dado su vida por una  causa (bastante ajena a sus intereses, por cierto) se olvidaban, como por arte de magia, de a quién defendían y, más aun, de a quién atacaban. Y asi, el General Juan de Otero,  charlaba cada tarde con Simón Marcial, obviando siempre que podían el que seria llamado “incidente del fusil”.

Y precisamente fue durante una de esas charlas cuando apareció Arturo Vilas, antiguo artista y presentador de TV, que traia noticias importantes.

– ¡Chicos!¡ Hoy hay entierro!!¡ y vienen periodistas!

– Como si no nos llegara con un famoso…- dijo el General, que no veia con buenos ojos la “relajación” del comportamiento de Arturo, y mucho menos, las visitas de los fans que venían a visitar la tumba del mismo. Aquel había sido siempre un sitio tranquilo, con alguna visita con flores de vez en cuando y poco más, y los eventos turísticos para él estaban fuera de lugar.

– ¿Y quien es?- Preguntó Simón.

– El nieto de Marisa, la peluquera. Y os preguntareís: ¿Qué interés tiene para los mass media el nieto de la peluquera?- a Arturo siempre le había gustado jugar con el suspense con su audiencia – ¡Pues  yo os lo digo! Resulta que el chico se fue de paso de ecuador a Méjico…o por ahi. Y pilló una enfermedad súper contagiosa, dicen que puede ser una epidemia, está todo el país en alarma.

– Espero que no haya contagiado a más gente del pueblo, sólo nos faltaba que se llenara esto de repente – el General nunca había sido amigo de las aglomeraciones, y menos desde su multitudinario funeral, en el que, por cierto, habian pronunciado mal su nombre.

– Como la epidemia esa sea como la de las vacas locas…- contestó Simón – ¿os acordais? Decían que iba a ser horrible, que en Inglaterra morían miles de personas cada semana, y al final…

– Bueno, sea como sea, en un rato estará aqui la televisión, ¡a lo mejor hasta aprovechan para mencionarme! Ya lo estoy viendo: junto a los restos mortales del genial Arturo Vilas, descansan ahora…- Y se alejó a contárselo a los demás.

Al entierro asistieron varios medios, y muchos otros curiosos. Pasada la vorágine de llantos, miedos, fotos y especulaciones, los habitantes volvieron a la normalidad, y pudieron darle la bienvenida al Novato.





Cuidate

12 02 2012

Hace poco más de una semana me daban el siguiente dato: más de la mitad de los nuevos casos de cáncer están relacionados con hábitos que podrían ser modificados, como el alcoholismo, el tabaquismo, la obesidad… Escuchaba esto mientras seguía oyendo hablar de que “los recortes en sanidad son necesarios porque no hay dinero”, y la seguridad social ya no les parece tan buena idea a algunos. Es muy injusto, según parece, que los que trabajan paguen el tratamiento médico de la gente que no ha cotizado nunca, o peor! de cualquier extranjero que viene a operarse gratis.
Pero…está ahi el problema de la seguridad social? O el problema quizá sea lo exageradamente enferma que está la población? Envejecemos y vivimos más años, pero con enfermedades crónicas (que a alguna le parecen demasiado costosas) muchas veces relacionadas también con esos hábitos que comentábamos al principio.
Es lógico pensar entonces que una buena solución sería que el sistema sanitario emprendiese más acciones preventivas y de promoción de la salud, con programas que ahondasen en la nutrición, el ejercicio físico, los hábitos tóxicos…
Sí, es lógico.
Pero también es lógico que se me ponga cara de poker al pensar cómo va a querer dehabituar del tabaco a la población un estado que se está enriqueciendo a costa de la venta de éste, por ejemplo.
Caemos en un error al considerar a la seguridad social “responsable” de nuestra propia salud.
No echemos balones fuera, es nuestro cuerpo y nuestra vida. También nuestro dinero.
Cuidate.